jueves, 21 de enero de 2010

CASOS DEL CORAZON

No perdona mi infidelidad

GUSTAVO (44, San Luis).- Estoy pagando las consecuencias de mi mala cabeza y el no haber sabido respetar a mi esposa y mis hijos, pues ahora que quiero recuperarlos mi mujer no me perdona haberla engañado y abandonado.
Toda mi tragedia comenzó cuando conocí a Violeta, una mujer voluptuosa que me hizo perder la cabeza y que rápidamente logró que dejara mi casa y me olvidara de mi mujer e hijos.
Mi matrimonio no pasaba por un buen momento, pues mi esposa hacía ocho meses que acababa de dar a luz a nuestro tercer hijo, se había subido demasiado de peso y se había quedado muy gordita.
Su figura distaba mucho de la que yo conocía, sobre todo porque después de los dos primeros embarazos recuperó su figura. Yo seguí amando a mi esposa, pero las intimidad entre nosotros se fue distanciado y después fue casi nula, pues a mi dejó de gustarme y ella se alejó, creo que porque se dio cuenta.
Fue en ese tiempo que conocía Violeta y, entre la falta de sexo y verla tan voluptuosa, me volví loco, la veía todos los días, me gastaba hasta el dinero que no tenía y finalmente decidí irme con ella.
Dejé a mi esposa, a mi hijo menor a punto de cumplir un año y a los dos mayores de seis y ocho años. No me importó el llanto de mi mujer que me pedía que reflexionara y pensara en nuestros niños.
Me fui, doctora, cegado por la pasión que en mi desataba Violeta, pero al cabo de vivir un año con ella las cosas cambiaron, empezamos a pelear porque ella se volvió más exigente con el dinero, quería que le comprara cosas fuera de mi presupuesto y finalmente alzo vuelo y se fue con otro hombre de billetera gorda.
Ahora me doy cuenta del error que cometí, de que no supe valorar a mi familia, pero ahora que quiero regresar y le he pedido perdón de rodillas a la madre de mis hijos, ella me rechaza y no quiere perdonarme.
CONSEJO: Sí que eres bien fresco. Como tu amante te dejó y no quieres estar sola o no perder soga y cabra, ahora regresas donde tu esposa. Bien merecido tienes su rechazo, asume tu error y preocúpate de mantener y darle cariño a tus hijos.

1 comentario:

DeVaTe dijo...

sus dibujos son bien acertados en cada historia, cuando las leo no puedo imaginarmelas de otra manera, que pena lo que le ha sucedido a ese hombre, eso le puede pasar a cualquiera, por no hablar a tiempo...la vida marital es bien complicada, demasiado diria yo...

DeVaTe