lunes, 21 de septiembre de 2009

CASOS DEL CORAZON


Me chantajean porque veo pornos

AMELIA (37, San Miguel).- Jamás imaginé verme en una situación tan embarazosa como por la que estoy pasando actualmente, luego que un grupo de amigas descubriera mi secreto que por años tuve bien guardado.

Ocurre que hace varios años tengo afición por las películas pornográficas y nunca se lo había revelado a nadie porque me da vergüenza de que piensen que soy una enferma o una loca.

Y es que a través de las películas voy aprendiendo cosas para aplicarlas con mi novio y porque, reconozco, me ayudan a encenderme.

Tengo una relación de dos años con Julio César, nos va bien e incluso me ha planteado irnos a vivir juntos, pero todavía no he tomado una decisión, aún cuando me gustaría estar todo el tiempo a su lado.

Pero ahora tengo miedo que se entere de mi secreto, pues unas amigas de la oficina se enteraron de mi afición cuando las invité a una reunión en mi casa, se quedaron a dormir porque les ganó la hora y de casualidad vieron la caja donde guardo los vídeos.

Ahora me chantajean y dicen que le contarás todo a mi novio y los demás compañeros de trabajo si no hago lo que ellas me piden. A cambio de su silencio yo tengo que hacer el trabajo de ellas y hasta invitarles el menú a la hora de almuerzo.

No sé hasta cuándo podré soportar este chantaje, más por temor a perder a mi novio que por el escándalo en el trabajo.

Y es que Julio César no se imagina que me gustan las películas pornográficas, pues cuando vemos televisión y pasan escenas subidas de tono de inmediato cambia de canal.

Me asiento atrapada y atemorizada. No sé cómo sobrellevar esta situación, pues ya han pasado dos meses desde que empezaron a chantajearme.

CONSEJO: Esas mujercitas no son tus amigas y no tiene nada de malo ni de perverso que te guste ese tipo de películas. Habla con tu novio, dile para ver juntos un vídeo de esos y cuéntale lo del chantaje.